Son objetos que relaciono con el abandono y al mismo tiempo esperan. Los saqué de sus espacios para recuperarlos y darles un nuevo valor. Por su historia los convertí en testigos y en partes al mismo tiempo.

 

'Refugio' por Carolina Vollmer

Todo empezó a partir de una experiencia cercana con los refugios instalados en el año 2009 para socorrer a los damnificados por fuertes lluvias en la Gran Caracas. Una idea llevó a otra en un proceso muy personal que de manera casi imperceptible me ubicó sola en mi refugio, mi taller. Sola con una serie de objetos que había guardado porque para mí tenían un enorme significado. Los saqué y los fui enlazando con mis pensamientos.

De allí sale esta exposición, “Refugio”. Una instalación versátil que puedo adaptar a distintos espacios como si tuviera vida propia.

Son objetos que relaciono con el abandono y al mismo tiempo esperan. Los saqué de sus espacios para recuperarlos y darles un nuevo valor. Por su historia los convertí en testigos y en partes al mismo tiempo. Filtros de chimenea en forma de largas mangas de una planta industrial desmantelada. Grandes ovillos de hilo que no llegaron a tiempo a manos artesanas para ser transformados y mientras tanto se pierde la tradición. Piezas de hierro forjado, algunas intervenidas por mí, que una vez formaron parte de una importante rotativa hoy en silencio. Botellones de vidrio que fueron sustituidos por un material más contaminante, llenos de cables usados que escriben su propia historia. Trozos de pared derrumbada sin nunca haber servido de cobijo a alguien. Nuestra Constitución hecha papelillo. También registré la acción de su destrucción en un corto video.

Asimismo, forman parte de esta instalación unas pequeñas piezas intercambiables en blanco y negro vaciadas en resina a partir de unas de hierro que me sirvieron de estribo para creer y para seguir.

Estos objetos que alguna vez tuvieron vida pasaron del desmontaje productivo a representar un desmontaje simbólico a través de mi proceso creativo.  Sufrieron una mínima intervención porque ya estaban cargadas de contenido y así llegaron finalmente al espacio expositivo para poder ser leídos en su nuevo contexto.

En esta instalación trabajo con conceptos y recursos que se repiten en mis trabajos anteriores. Uso materiales y objetos desechados, les doy significado emocional y los presento en forma seriada. También registro una acción a través del video. Pero esta vez las texturas y los colores vienen de sus propias historias.

A lo mejor una vez que la Constitución Nacional vuelva a adquirir la soberanía que se merece, el destino de estos objetos pueda cambiar para volver a ser.

Carolina Vollmer
13 de agosto de 2015 

 

Copyright © 2017 Carolina Vollmer. Todos los derechos reservados.
Un proyecto desarrollado por arteenlared.com